Background

3.11.13

Visitas imprescindibles en Hong Kong

Hong Kong es una ciudad mastodóntica y moderna, una urbe que apenas descansa aunque caiga la noche, cuando se ilumina con sus característicos neones. Como podéis sentiros un poco abrumados al llegar, os hemos preparado este post para saber qué debéis visitar y disfrutéis así de vuestro viaje a Hong Kong.

Hong Kong se conforma por una península y más de 200 islas. Os fijaréis en el gran contraste entre las avenidas modernas, más frecuentadas por extranjeros, y los barrios y callejones típicamente orientales.



Sin duda, si algo llama la atención son sus enormes rascacielos. Es curioso que muchos se encuentren comunicados entre sí por galerías, lo que permite atravesar manzanas más rápidamente. Paseando entre ellos podréis observarlos de cerca, pero lo que realmente impacta es ver el conjunto que forman, tanto de día, como de noche. Esto puede hacerse de dos formas.

Para admirarlos desde arriba, podréis tomar el funicular en Garden Road, que os llevará a lo alto del Victoria Peak, como lleva haciendo desde 1888. Esta vista permite, además, observar el contraste entre la maraña de rascacielos, a un lado, y las boscosas montañas, al otro. En segundo lugar, la panorámica del skyline puede divisarse desde Tsim Sha Tsui, en la orilla de Kowloon. Aquí, además, se encuentra el paseo de las estrellas del cine hongkonés, con estrellas en el suelo bajo el nombre de directores y actores como Wong Kar Wai, Jackie Chan y Bruce Lee, con quien podréis fotografiaros gracias a la estatua que le dedicó la ciudad.

8.10.13

Blog and Beers en National Geographic Madrid Store

Hoy 8 de octubre a las 19:15 de la tarde estaremos en National Geographic Madrid Store presentando nuestra nueva web Flus Viajes.



En el evento, bajo el ciclo de bloggers viajeros Blog and Beers, charlaremos de manera distendida sobre un nuevo proyecto de viajes en vídeo, en el que queremos llevaros por todo el mundo, tras nuestras aventuras Europa Asfalto y Una China en el zapato

Además, con la oferta de 1'50€ la cerveza, seguro que pasamos una tarde muy divertida. ¡Os esperamos!

21.4.13

Nos nominan a webserie del año

Seguimos trayendo buenas noticias. La revista Iamhere Magazine está celebrando su segundo aniversario, y eligiendo a los mejores de diferentes ámbitos. Entre las distintas categorías, se encuentra la de Webserie del Año, a la cual han decidido nominar, para nuestra sorpresa y felicidad, a Una China en el zapato, junto a otras producciones de gran calidad, la mayoría de ficción. Y es que internet se está convirtiendo, poco a poco, en huésped de un entretenimiento creciente.

Aunque el triunfo está difícil, cada uno de vuestros votos nos dará un empujón y una nueva alegría en este pequeño proyecto que no para de traernos cosas buenas e ilusión a raudales. Si queréis ayudarnos, tan sólo tenéis que escribir "Una China en el zapato" en los comentarios de la foto de Facebook que os dejamos a continuación (un voto por persona, hasta el sábado 27):


Muchas gracias a Iamhere Magazine por su nominación, y muchas gracias a todos los que nos animáis a seguir conociendo mundo. ¡Nos vemos!

7.3.13

Los puestos callejeros de comida podrían desaparecer

Hace unos días leíamos que el Gobierno chino ha propuesto a sus ciudades la prohibición de los puestos de comida callejera. En China es muy común está clase de negocios, que ofrecen verduras y carnes braseadas, estas últimas procedentes a menudo de animales peculiares como reptiles o insectos. Además de atraer a turistas que buscan probar sabores exóticos, suponen una opción para comer y cenar rápida, barata y, sobre todo, típica.

Parece ser que el argumento que se defiende desde el Partido es la disminución de la contaminación que tiene tomadas las calles de las ciudades. Y es que la cantidad de infraestructuras que necesita el país más poblado del mundo genera altos niveles de gases tóxicos. Durante las olimpiadas de Pekín en 2008, supimos que se estaban imponiendo medidas en este ámbito para mejorar la imagen de la capital, como la conducción en días salteados, aun cuando China es uno de los países que no ha asumido el Protocolo de Kioto de reducción de emisión de gases, y que, de hecho, defiende su postura fervientemente.

Lo que muchos cuestionan es el efecto real que los puestos de comida pueden tener sobre la contaminación total de China, aunque utilicen carbón en sus barbacoas. Nosotros, particularmente, lamentaríamos su desaparición, pues nos proporcionaron grandes momentos -y nos llenaron el estómago- en lugares como Pekín, Xian, Chengdu o Guilin. Gracias a estos puestos, descubrimos el sabor de los grillos y las serpientes, pero también disfrutamos de baratos rollitos de maki (1 euro por diez piezas), dumplings y nuddles. En el siguiente vídeo, rememoramos uno de los momentos más divertidos del viaje, el mercado de los insectos pekinés:

10.2.13

Comienza un nuevo año chino, el de la serpiente

Hoy, 10 de febrero de 2013, el pueblo chino está de celebración, pues comienza un año nuevo en su calendario. Atrás dejan al dragón chino para dar paso a la serpiente, el animal que les acompañará hasta el 31 de enero de 2014, cuando empezará el año del caballo.

Aunque podamos pensar lo contrario, a los chinos les gustan las celebraciones, y el año nuevo, también conocido como la Fiesta de la Primavera, es de sus favoritas. Dedican nada más y nada menos que quince días a festejar la entrada en el nuevo año. Esas dos semanas poco se diferencian de nuestras navidades, pues están plagadas de visitas a la familia, desfiles y fiestas como el Festival de los Faroles, noche en la que las calles se decoran con faroles iluminados, y que sirve de cierre de las fiestas.

No faltan los regalos a los niños. Tradicionalmente, los parientes mayores les entregaban sobres rojos o lai see con dinero. Y, al igual que en occidente, estos son unos días de comidas especiales, con platos típicos como una especie de raviolis rellenos, los jiaozi.


Si os preguntáis el por qué de este desfase con respecto al calendario occidental, de alrededor de un mes, la respuesta está en la medida del tiempo. El calendario tradicional de China es el calendario lunisolar, y utiliza como referencia tanto las fases del sol como de la luna; al contrario que el gregoriano, el nuestro, que sólo tiene en consideración la posición del sol. De este modo, el año chino comienza el primer día del primer mes lunar, por lo que varía cada año.

Ya lo sabes. Si eres un amante o un curioso de la cultura china, desde hoy tienes dos semanas para celebrar el año nuevo chino en casa. De hecho, quizás incluso tu ayuntamiento haya organizado festividades para este fin de semana. Los madrileños, este año, van a tener que conformarse con ir a comer a un restaurante chino, pues, por desgracia, se han cancelado los desfiles que venían realizándose estos últimos años. Y es que con la crisis y la Operación Emperador, la comunidad china parece haber perdido las ganas de salir a las calles.